10/10/2009 | 21:00 - Espectaculos

Granja “Pueblo chico”, un estilo de vida, en un entorno distinto

• Además del servicio de gastronomía criolla, mañana habrá una exposición de jóvenes pintores y escultores • Para el Día de la Madre planifican un evento especial •

POSADAS. Granja “Pueblo Chico”, es un centro recreativo de características rurales, ubicado a tan sólo diez minutos del centro de la ciudad, que nació como un salón de eventos, sobre todo para cumpleaños y casamientos. Se trata de un lugar rodeado de abundante naturaleza y cuenta con sectores muy bien diferenciados.
El propietario, Juan Carlos Arrechea, explicó que en el lugar “cuidamos mucho los detalles, en madera, paja, elementos regionales, que le otorgan una calidez particular”. Cuenta con una isla para las ceremonias civiles o religiosas, en un entorno distinto; una laguna de casi dos hectáreas con puentes y con un sistema de seguridad especial para evitar cualquier tipo de inconvenienes. Además, “estamos muy cerquita de la ruta, detrás del Parque de la Ciudad”. La parte principal, que es la de eventos, se puso en marcha hace un año y medio, y desde noviembre del año pasado trabajan en lo que se refiere a la granja educativa donde normalmente las escuelas van a pasar el día. “Tenemos transportes habilitados que hacen el traslado desde el establecimiento hasta “Pueblo chico” donde los alumnos desayunan, almuerzan y donde profesores de biología y educación física les hacen pasar el día entre juegos y aprendizaje”, añadió.
Actualmente se encuentran desarrollando la tercera etapa que comenzó el pasado domingo y tiene que ver con la gastronomía criolla. Funcionará durante los domingos y feriados en un restaurante en el que se servirá asado al asador, a la estaca, chivito, cordero, cerdo, sopa paraguaya, torta de choclo. Mientras los mayores almuerzan, un grupo de profesores entretienen a los niños, recorren la granja, realizan cabalgatas o andan en bicicleta.
 
Una granja

Arrechea sostuvo que “Pueblo chico” es estilo de vida, una forma de vivir, el contacto con la naturaleza. Según él, surgió porque “vivimos ahí y porque vimos en la ciudad la necesidad que existe de alternativas de este tipo. Tenemos hijos y sabemos cuanto cuesta encontrar un lugar donde los chicos puedan estar tranquilos, seguros y divertirse, además de compartir un día del campo”. Añadió que se trata de un emprendimiento familiar en el que junto a su esposa, Carina Vanesa Antúnez, “trabajamos desde hace cuatro años”. “Pueblo chico” se levanta en un barrio en el que viven 16 familias, en un espacio parquizado, donde las casas tienen un estilo determinado, es como un pequeño pueblo y eso generó el nombre. Existen animales de granja como gansos, patos, marruecos, faisanes, conejos, hamsters, codornices, ovejas, chivos, vacas, caballos, cerdos.

OTRAS NOTICIAS

Con las “horas contadas”

Sociales

Videos