27/12/2009 | 21:00 - Espectaculos

En busca del tesoro enterrado en Misiones y Paraguay

• Estudiantes de arqueología de la UBA llegan a la región para dar con los famosos “entierros” • Investigan la temática hace tres años •

POSADAS. Las historias de oro enterrado en el noreste argentino y en Paraguay son muy conocidas, desde siempre se ha escuchado hablar de los famosos “entierros” y también miles de aventureros y buscadores de tesoros han perdido el sueño tratando de encontrar las riquezas que descansan bajo tierra.
Desde el oro de los jesuitas, hasta el saqueo de Asunción en la Guerra de la Triple Alianza y el consecuente temor por resguardar las riquezas, las historias de fortunas enterradas pueblan el imaginario popular.
Pero cuánto de cierto hay en estos “entierros”, y si existen, cuántos de ellos perduran hasta ahora.
Esto es lo que pretende esclarecer un grupo de estudiantes de ciencias antropológicas de la Universidad de Buenos Aires, que eligieron justamente la orientación arqueológica. Se trata de cinco alumnos avanzados que llegaron a Misiones para aprovechar el receso de verano y echar algo de luz a este misterio.
Elías Monje, Sergio Mangel, Jhonatan Rodríguez, Carla Ubaldini y María de lo Angeles Sosa nunca pisaron la tierra colorada y desde hace más de un año sueñan con esta expedición, que hoy comienza en el interior de Misiones.
“La mayoría de los arqueólogos que llegan a Misiones están interesados en las ruinas jesuíticas o en cuestiones relacionadas a la inmigración. Hay gente que está haciendo trabajos muy importantes. Nuestra idea de venir a cazar tesoros tiene más que ver con cómo nosotros pensábamos a la arqueología de niños, cuando soñamos que esta profesión. La mayoría de nosotros nos criamos viendo a Indiana Jones y entonces, en una noche de estudio, la charla se fue para ese lado y surgió la propuesta de organizar una excursión en busca de los famosos entierros de la Guerra de la Triple Alianza. Esto fue hace algo más de tres años y desde entonces hemos estado investigando”, comenta Elías Monje a PRIMERA EDICION a minutos de haber bajado del colectivo que lo trajo desde la babilonia porteña.

Un trabajo de hormiga
Para embarcarse en este proyecto, que aunque nace de motivaciones relacionadas al cine y la fantasía, tiene fundamentos muy serios, el equipo de arqueólogos trabaja intensamente desde hace varios años recopilando información mediante entrevistas y lectura de material bibliográfico.
“Nuestra búsqueda comenzó con los tesoros de la Guerra de la Triple Alianza, pero la investigación después nos fue llevando por otros caminos. Fue por eso que nuestra primera parada es Misiones, aunque planeamos pasar más tiempo en Paraguay. Hablando con familiares de personas que vivieron la guerra nos cruzamos con otros que nos contaban historias del oro de los jesuitas y de los inmigrantes, así que decidimos hacer algo de campo acá también. Tenemos que estar unos días en Loreto en una chacra privada en la que muchos dicen que hay cuevas en las que está escondida una buena cantidad de oro. Después vamos a seguir por el interior y para mediados de enero nos instalaremos en Paraguay unos cuarenta días y, por último, ya de regreso nos vamos a Formosa”, comentó otras de las integrantes del equipo: Carla Ubaldini.

Equipo pesado
Además de varios cuadernos con apuntes y anotaciones que son el resultado de horas y horas de entrevistas, el equipo trae un detector de metales, cámaras de video y fotográficas para registrar las expediciones y las entrevistas y una laptop. “No sabemos si vamos a encontrar el famoso oro, pero igual vamos a desarrollar un trabajo audiovisual y un escrito con nuestra experiencia de campo. Es más, algunos de nosotros ya estamos trabajando en nuestras tesis, que están relacionadas al tema”.

Un personaje muy particular en Apóstoles
“Una de las tantas entrevistas realizadas no llevó hasta don Zembrescki, un hombre de Apóstoles que dedicó toda su vida a buscar el oro de los jesuitas. Zembrescki nunca encontró ni una moneda, pero en su búsqueda fue hallando yacimientos arqueológicos muy importantes, que fue catalogando hasta desarrollar el mapa arqueológico más completo de la región. Este hombre es una enciclopedia viviente y sigue muy convencido de va a encontrar el oro”, apuntaron.

“Es impensable que no existan los entierros”
“La Guerra de la Triple Alianza se caracterizó por los saqueos y el vandalismo, por esta razón las familias enterraban todas sus riquezas para protegerlas. La guerra fue tan devastadora que muchos no pudieron volver para recuperar sus tesoros enterrados. Una vez terminada la guerra la costumbre de enterar las joyas y el oro permaneció y por distintas razones muchos las dejaron ahí, por lo tanto es impensable que no existan los entierros”, comenta Monje.
En cuanto al respaldo de la comunidad educativa, los investigadores comentaron: “Nosotros hacemos todo de manera independiente y no pretendemos apoyo desde la universidad porque la mayoría casi no nos toma en cuenta. Cuando seamos millonarios va a ser otra cosa”.
 
Los entierros en el cine
El cortometraje documental “Buscando un tesoro en el patio de atrás” (2008) de Felipe Trujeles y Soledad Agüero narra de una forma magistral la relación de los pequeños pueblos del NEA con los entierros. Fortín Soledad (Formosa) es uno de esos pueblos que ha sido profundamente marcado por el paso de la guerra. Un paisaje verde, intenso, doliente y laberíntico convive con el oro y la muerte. El pueblo termina donde comienza el desolado pantano. Walter Mereles busca en lugares recónditos alguno de los tantos tesoros sepultados durante la Guerra de la Triple Alianza. Su búsqueda está signada por la existencia de la luz blanca, una vieja leyenda que toma diferentes cuerpos y vive en la memoria de los habitantes de la zona. Mientras indaga a los pobladores sobre la existencia de este mito, Walter construye, junto a diversos personajes, su propia fantasía de los tan anhelados entierros de oro.
Otra película que aborda el tema de los entierros en Paraguay es “La luz blanca” que tomando justamente la leyenda de la luz que marca el lugar del entierro encara un relato fantástico en el que los protagonistas se encuentran con todo tipo de sorpresas durante las búsqueda. 

OTRAS NOTICIAS

“Luisão” llegó feliz

Sociales

Videos