25/04/2010 | 21:00 - Información General

Los riesgos de hacer una denuncia de venta y no la transferencia

estar atentos. Comprar o vender puede ser motivo de dolor de cabeza, hay que seguir con atención los pasos para resguardarse.

• Las opiniones son divididas, hay casos de titulares a quienes se les embargó un bien  porque un vehículo que ya es de su propiedad causó daños a terceros •

POSADAS. Tema caliente si los hay, aunque no suela aparecer en los medios. ¿Sirve para algo la denuncia de venta para dejar en claro que uno no es más responsable de un automotor? La discusión tiene opiniones divididas.
“Legalmente, supuestamente, cuando vendés un vehículo que está a tu nombre, tu resguardo es hacer la denuncia de venta, si lo hacés -entre comillas- estás cubierto, porque comunicás al Registro que ya no sos el titular del vehículo, lo que sucede es que en algunos juzgados no lo toman como valedero. O sea, hay un 50% que te dice que te lo acepta y otro porcentaje similar que por interpretación, por acción, por omisión o por lo como le quieras llamar,  no tiene en cuenta esa denuncia de venta.
Es decir, que hacer la denuncia no te libera totalmente de la responsabilidad; no obstante, obligatoriamente hay que hacer la denuncia ante el registro de que ya no sos el propietario del vehículo, lo demás será una cuestión de interpretación que se puede dar en un caso judicial”, puntualizó  el abogado especialista en Seguridad Vial, Luis Di Falco, a la vez que agregó “ocurre que la legislación vigente busca conferir protección legal a la víctima de un accidente frente a la desidia o negligencia del comprador que omite registrar la transferencia”, detalló.
Según su explicación, la ley vigente estipula que el titular registral de un automotor es siempre responsable de los daños causados con el vehículo registrado a su nombre, “salvo que acredite que antes del hecho del accidente formalizó la denuncia de venta en el correspondiente Registro Automotor, momento a partir del cual se disolvería su Responsabilidad Civil. Sin embargo, tras algunos fallos de la Justicia, titulares registrales tuvieron que hacerse cargo de indemnizaciones porque el auto, que había vendido hace años seguía a su nombre y causó daños a terceros”.
“Entonces, a partir de esos fallos, el vendedor que hace la denuncia de venta sólo tiene 50% de probabilidades de que la Justicia no lo haga responsable de los daños causados”, afirmó. “Pero  ojo, no hay que confundir a la gente, quien vende un bien debe informar que dejó de ser titular porque ese es su resguardo, con el que podrá defenderse en los estrados”, reiteró.
Quieren pero a veces no pueden
En los hechos, un amplio porcentaje de compradores llega apenas con el dinero para pagar el bien que compró y, aunque tiene toda la intensión de transferir el vehículo a su nombre, muchas veces no lo hace porque no le cierran los números para pagar los aranceles en el registro, además de las “vueltas” y largas filas de espera que hay que hacer para tramitar -en las instituciones públicas- toda la documentación (Rentas, Policía, Municipalidad, además del mismo Registro donde está anotado el vehículo) y el paso previo por escribanía. Mucha gente no dispone de tiempo (ni paciencia) y a veces de dinero para hacerlo y entra en la ilegalidad de circular sin papeles al día. La ley lo prohíbe, pero por la falta de recursos y de planificación del Estado para controlar, los vehículos andan por la calle sin que se arbitren los medios para impedirlo.
“Cuando hacés el formulario 011, el registro toma conocimiento del nombre y la dirección de la persona que compró el auto le intima por un plazo, bajo apercibimiento, de pedir que cese la circulación del vehículo. Lamentablemente lo que sucede es que como no se controla, por más que esté todo hecho, no se cumple con el cese de circulación, salvo que el infractor caiga en manos de Gendarmería, la falta de planificación de control y de estrategias para reducir los accidentes muchos siguen transitando como si nada”, lamentó.
“En nuestra ciudad el único control que hay es para que paguen la patente, no hay planificación, pero bueno ese es otro tema”, deslizó.   Además Di Falco añadió que: “El fundamento de la responsabilidad del titular registral radica en que, ante la inexistencia de un seguro que responda, o un conductor o tenedor del automóvil insolventes, la víctima está más protegida si también es responsable el titular registral. Hay más obligados para hacerse cargo de la responsabilidad civil, lo que asegura mayor efectividad de la Justicia en favor de las víctimas de accidentes de tránsito, lo que está bien, pero paradójicamente, esto llevó a grandes injusticias”.

Cuestión de cuidado
El abogado especialista en Seguridad Vial también aseveró que ante un caso judicial carecen de valor los famosos formularios de Responsabilidad Civil que generalmente firma el comprador y recibe el vendedor creyendo ingenuamente que quedó liberado.
La norma legal establece que la única forma de probar que uno vendió el auto es presentando la denuncia de venta en el Registro de la Propiedad Automotor, lo que, repito, sólo tiene vigencia desde el momento de la denuncia, sin ser retroactivo con relación a hechos ocurridos entre el día de la venta y el de la comunicación formal.
“La sanción legal por no denunciar la venta puede ser muy dura”, insistió el letrado. “Imagínese que usted venda un auto y por diversas razones no hace la denuncia de venta, deberá hacerse cargo de las  indemnizaciones que pueden ir desde un guardabarros chocado hasta lesiones o muerte de una o varias personas. Hay casos de titulares registrales a quienes se les embargó y remató la casa porque con el auto de su titularidad, que vendieron hace varios años a alguien desconocido, que se perdió de vista, causó muerte o lesiones a terceros. Repito, salvo que haya hecho la denuncia de venta antes del hecho, el titular es, en principio, siempre, legalmente responsable”.
Otros letrados sostienen que con la denuncia de venta “te desligás de toda responsabilidad civil, pero también conviene hacerla ante Rentas porque sino sigue la deuda a nombre del titular, eso si, tenés que tener todo al día, con deuda no te la toman.
Hipotéticamente, el registro debe comunicar sobre la denuncia de venta al ente que percibe el tributo por pago de patente, pero no estaría demás llevar una copia de la denuncia para desligar responsabilidades.
Con el propósito de también conferirle protección legal al vendedor, así como a eventuales víctimas de accidentes de tránsito, generalmente la ley exonera a quien haya hecho la denuncia de venta y que puede demostrar que ha perdido el dominio del vehículo. Por esto al vender, es mejor avisar que cruzar los dedos y rogar que no pase nada.

OTRAS NOTICIAS

Activó celular robado y terminó demorado

Videos