15/01/2011 | 21:00 - Politica y Economia

Irigoyen despierta económicamente al ritmo del real alto

• Tras una leve baja producto de la nueva legislación aduanera, la ciudad limítrofe con Dionisio Cerqueira y Barracao volvió a mostrar un fuerte repunte comercial •

POSADAS. Las asimetrías cambiarias siguen siendo más que favorables para los comerciantes de municipios limítrofes con Brasil, especialmente Bernardo de Irigoyen, que crece a buen ritmo gracias a la afluencia significativa de brasileños que cruzan la frontera seca para hacerse especialmente de alimentos, productos de perfumería y farmacia y, sobre todo, cerveza.
“Los representantes de las marcas de cerveza no saben qué pasa en nuestra ciudad que existe tanto consumo. Les explicamos que es por la demanda vecina, porque si no, la relación de venta era como cien litros diarios por habitante”, comentó -risas de por medio- un reconocido comerciante de Bernardo de Irigoyen.
Según los padrones de la Municipalidad local, el número de comercios creció alrededor de un 20% el año pasado, aunque la suba de inscripciones de negocios en la comuna viene en ascenso desde 2005 en adelante.

“Llevan de todo”
Jorge Sosa, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Turismo y Producción de Bernardo de Irigoyen (Cituprobi), expresó a PRIMERA EDICIÓN que los clientes brasileños “llevan de todo. Bebidas, dulces, los elementos de limpieza repuntaron mucho, shampoo, licores, cerveza, perfumería. Es prácticamente la mitad de precio o más. El año pasado se trabajó con más movimiento que este año. Puede darse por la situación con la diferencia que a ellos los favorece el cambio”.
Según Sosa, la gente que va de compras no es sólo de Dionisio Cerqueira, sino de toda la región, como San Miguel, Chapecó o Beltrán.
Como en el resto de la zona de frontera, la ciudad nordestina sufrió también “la falta de combustibles por la demanda propia y extranjera. Gracias a Dios todo el mundo trabaja, volvió la paz al municipio tras la resolución de Aduanas”, explicó Sosa para destacar que hoy “el comercio es el formador de mano de obra”.
Entre los rubros que más han crecido en locales comerciales en esa zona de frontera están los de alimentos y bebidas (supermercados, minimercados, despensas.   

Cambio de hábito
“Esto le permite a los comercios cumplir en un 80% con sus obligaciones en el pago de las tasas y contribuciones. En recaudación estuvimos bandeando el 85%. En servicios no es tan fácil, porque ya modificamos tres veces de 2006 para acá el recorrido de la recolección de residuos. 
Hay que barrer y limpiar los sábados, domingos como también el recorrido”, explicó el intendente local, Jorge Gandulla.
El jefe comunal reveló que es tal la demanda de Brasil por el cambio favorable, que los comercios argentinos cambiaron sus hábitos y abren hasta los domingos “hasta el mediodía y los brasileños se acostumbraron también a venir a comprar los domingos. Incluso de noche: los días de semana los ves comprando a las 21, que no están acostumbrados”.
Bernardo de Irigoyen ahora también cuenta desde hace dos meses con una casa de cambios, que no tenía antes. “Los cambios antes se hacían en el Banco Nación de Eldorado. Hace tres años que venimos pidiendo al Nación que ponga una sucursal acá”, contó el intendente Gandulla.
 



Experiencia brasileña
La periodista Marina Gazzoni, del portal brasileño IG, vivió la experiencia de cruzar la frontera y relevar precios en Bernardo de Irigoyen. Concluyó que el movimiento de compras hacia nuestra provincia “fortalece la economía de las ciudades en todo el país (en referencia a Argentina) y crea una crisis en el lugar de venta de Brasil”. 
En julio del año reveló un dato concreto del impacto: “De 17 mercados que existían hace ocho años en la ruta de Dionisio Cerqueira, apenas dos están abiertos”. El paso de vehículos contabilizados por Brasil es el doble de lo que se conoce en Misiones. 
Bernardo de Irigoyen “recibe una media de 2.000 vehículos brasileños por día, según estimaciones de Arnaldo Borteze, inspector jefe del Servicio de Rentas Dionisio Cerqueira, responsables del control fronterizo. El fin de semana, ese número se duplica y en días festivos, más del triple”, dice el funcionario al portal IG.
El sitio brasileño reflejó las dos caras comerciales, según el país: “Junto con los consumidores brasileños llegaron los nuevos empresarios. Uno de ellos fue Hernán Paradela, propietario del supermercado más grande de la ciudad, que atrae a los clientes al tener estacionamiento, lleno de placas de los automóviles de Brasil”.
“En Dionisio Cerqueira, una de las calles cerca de la frontera tiene muchos establecimientos cerrados, con carteles para la venta o arrendamiento”, compara el artículo periodístico.  
 



Intensa semana para cambiar divisa
El cambio de quincena en la temporada de verano hizo que las casas de cambio y los bancos vieran incrementar la cantidad de personas que hicieron cola para poder cambiar pesos o dólares por reales.
Hubo gente que programó sus vacaciones a partir de este fin de semana, por lo que aguardó pacientemente el turno para realizar consultas y llevar moneda extranjera, aún en horas de la siesta y de la tarde.
En la jornada de ayer, la cotización del real en la casa Cambios Mazza cerró a 2,44 para la compra y 2,58 para la venta, aunque la moneda brasileña llegó a estar a 2,60 pesos durante algunas horas de la mañana.

Demanda continua
“La demanda fue continua. Pidieron reales, pero también dólares”, informó una fuente de una casa de cambios posadeña.
Algunos que partieron anoche hacia las playas de Brasil aseguraron haber averiguado precios y se registraba diferencia entre las cotizaciones de las casas de Posadas y las de Bernardo de Irigoyen, localidad por la cual muchos prefieren salir hacia el vecino país.
Tal como lo informó PRIMERA EDICIÓN, si bien esta semana se dio una suba de algunos centavos (entre 4 y 5, según los registros de Cambios Mazza), se espera que el real comience a retraerse en las cotizaciones, para alegría de quienes pensaron viajar a Brasil. 

OTRAS NOTICIAS

Acústico en el Centro Kuarahy

Videos